Buen diseño web Vs mal diseño web

En estos tiempos en los que todo el mundo usa internet a diario, necesitamos crear webs que sean atractivas visualmente, pero también usables, funcionales y con un objetivo claro: satisfacer las expectativas del público y proporcionar información valiosa para mantener a los motores de búsqueda felices.

Es sorprendente que, incluso las páginas de las grandes empresas no son capaces de cumplir estos objetivos fundamentales, así que vamos a ver aquí un resumen de lo que son buenas y malas prácticas en el diseño web.

Leer más

Cómo convertir un visitante en un comprador

Tener una buena página web está muy bien, al fin y al cabo se trata de atraer visitantes a esa página, pero, ¿cómo se convierten esos visitantes en compradores? Conseguir este objetivo debe estar en los primeros planes cuando desarrollamos una web.

Lo primero que debemos analizar es cómo los usuarios están utilizando la página. Usar programas de análisis web que nos indiquen lo que los visitantes hacen cuando llegan, cómo se mueven y donde hacen click, y que también nos ayudará a identificar donde estamos perdiendo ventas para así enfocar una estrategia. Esto podría ayudarnos a crear una ruta más directa hacia la compra.

Leer más

La importancia de los aspectos visuales en el diseño web

Un diseño web eficaz puede depender de muchos factores: una buena navegación, diseño limpio, funcionalidad, etc. pero nunca se debe pasar por alto el atractivo visual. Este es, a menudo, el factor determinante para retener a los visitantes de tu página.

Hay algunos aspectos clave que se deben tener en cuenta para conseguir un buen diseño: El primero es el uso del espacio negativo, el espacio negativo (o espacio en blanco) ayuda a centrar la atención en el contenido de una página web, dirige el ojo y proporciona el equilibrio perfecto, pero desafortunadamente muy pocos diseñadores web se paran a pensar en ello cuando se considera el diseño general. El correcto uso del espacio en blanco puede hacer que tu página parezca completa y acabada en lugar de desordenada o desarticulada, y cuando se utiliza bien nunca está allí por accidente, y gracias al espacio en blanco se consigue que todos los elementos de la página web trabajen como un todo.

Leer más